15 abril 2014

Cómo tener un buen martes

Porque los martes me gustan menos que los lunes y eso que hace que tenga que buscarme excusas para convertirlos en un buen día.

Aquí va mi plan de engaño cerebral para que nuestra perspectiva cambie y el martes nos parezca un gran día, no como los viernes porque eso es imposible, pero por lo menos que se quede en un día majete.

#1
Por la mañana, imprescindible ponerte la radio o la música mientras te lavas los dientes. Obligatorio: bailar.

#2
Desyuna algo con chocolate. Porque sí, porque el chocolate es un placer.
Yo en mi caso me pongo un vaso hasta arriba de muesli con trocitos de chocolate puro.

#3
Vete de cara al armario y elige tu favorito!
Ponte esos pantalones o esa camisa o esas bailarinas que tanto te gustan.

#4
Besuquea, abraza, quiere... Dale un beso a esa persona que tanto quieres, o si no, mándale un whatsapp que le sorprenda. (Yo hoy le he deseado SUERTE en su examen!)
 
 
#5
Dale los buenos días a todo el mundo! Incluso al desagradable vecino del garaje que si responde es para el cuello de su camisa...

#6
Ponte el chip positivo para pasar todo el día. Planea tu finde, piensa en que te vas a hacer algo rico para cenar, piensa en las vacaciones (no mucho, que eso puede terminar mal), vuelve a ponerte música mientras trabajas... 
 
O date un garbeo por el pinterest de Anita Patata Frita y visita su album de "Chulazos"!

#7
Cuando salgas del trabajo llama a alguien con quién te apetezca hablar
Cuéntale algo divertido y pégate unas cuantas risas telefónicas.
 
#8
Antes de irte a dormir, date una ducha de esas largas y hazte un buen ritual de limpieza, te lo mereces! AH y no te olvides de repetir el punto #1!
 
 
 
¿Preparadas para cambiar vuestro martes? 
 
Estos consejos son perfectamente aplicables a cualquier otro día de la semana. Tienen el poder de transformar cualquier día gris en un día feliz :)

10 abril 2014

Soy adicta al Cola Cao

La verdad es que no tengo vicios, así que me permito caer sobre mi gran tentación de cada día: mi Cola Cao. Un producto que llevo tomando desde pequeña y del cual sigo disfrutando como el primer día. 

Siempre que me piden que me defina incluyo el "adicta al Cola Cao", porque es algo que forma parte de mí. Porque tomarme un Cola Cao responde a momentos felices, pequeños placeres y esa asociación es increíble (el deseo de cualquier marca es provocar esa sensación en sus clientes). Me gusta en cualquiera de sus versiones: frío, caliente, batido, con grumos, sin grumos... Como sea y a cualquier hora! Es superior a mí si paso un día sin tomarme uno... En el caso de que no pueda, entonces, necesito chocolate! :)

*sí, mis múltiples subidas a IG de mi momento Cola Cao



Y es que no nos damos cuenta de los productos que llevan con nosotros desde siempre, pero son muchos. Muchas marcas nos han ganado desde bien pequeños y ahora es imposible dejarlas. Es el caso del Cola Cao, de la Coca-Cola, del ketchup Heinz, del Mimosin o el Norit para la ropa, del aceite Carbonell, del Bimbo... 

Todas esas marcas han conseguido construir lo que muchas buscan, una relación de fidelidad. Se han convertido en love brands como dicen los expertos, en marcas amadas, deseadas por todos... Esa relación no llega de la noche a la mañana. Detrás de ella hay muchas horas de trabajo, muchos profesionales que desarrollan el producto para que siempre sea perfecto, muchos otros que defienden la marca a capa de espada, algunos que viven para desarrollar estrategias exclusivas para ellas y también, grandes presupuestos... No lo habías pensado nunca?

Qué marcas llevan contigo desde siempre? Seguro que más de una pero siempre se tiene una especial, cuál es la tuya?

PD: Y lo de publicar a estas horas es porque la noche es mi momento preferido para tomarme uno ;)

08 abril 2014

Contentar en publicidad

En publicidad se da mucho esto de "contentar" (por desgracia). Por contentar quiero decir "satisfacer el gusto de otra persona haciendo algo que no te gusta o algo en lo que no crees".  Muchas veces nos vemos sin salida cuando el cliente quiere algo a costa de lo que sea. Ese momento de cabezonería extremo que hace que te subas por las paredes y que te entren ganas de estrangularlo (seamos sinceros). Con frases como "he tenido el ideón", "pon a mi sobrino en la foto, que es muy majo", "a mi mujer le gusta más en verde"...

A mí nunca me ha gustado contentar, pero a veces, por otros, te ves obligado a hacerlo. Porque cuando encima tienes que contentar en la agencia en la que trabajas ya es la pera... el fin de tu libertad y de tu creatividad y de tu criterio profesional y de tu ilusión... el fin de muchas cosas.

Por eso desde aquí quiero animar a aquellos que se ven obligados a contentar alguna vez. Os apoyo en la "no contentación"! ;) Porque contentado lo único que hacemos es corromper nuestro trabajo y conocimiento, nuestra pasión... Es difícil pero, con buenas argumentaciones e intentando ganar la confianza del que tienes enfrente, se puede lograr.

Cuando llevas tiempo sin contentar ganas mucha confianza en ti y eso te hace fuerte, te empuja profesionalmente. 

Pero cuando no hay salida... surgen creatividades de gusto dudoso, copys desastrosos, ideas complicadas o peor aún, vulgares... Y sí, en publicidad las cosas se hacen mal cuando sucumbimos a "contentar". Ejemplos? He seleccionado unos pocos, pero pocos sí, porque con estas "cosicas" no me va a quedar bonito el post ;)



(Ahora es cuando más de uno se estira de los pelos...)



Lo peor de todo esto es que contentando creemos satisfacer al cliente, pero el cliente es el que debería darse cuenta de que así no se consiguen buenos objetivos para la marca, ni para su posicionamiento ni para aumentar sus ventas. Se puede conseguir que hablen de tu marca sin hacer mala publicidad, porque esto no es una estrategia, esto no sirve para que la gente hable del spot, porque en el caso de que lo hagan, hablarán MAL y nunca va conseguir un retorno bueno.

Y tú, también te has visto obligado a contentar alguna vez? 
Seguro que puedes poner ejemplos aún sin ser publicista, porque alguna vez en la vida habrás cedido en algo, no es así?